Probablemente mucha gente en España y Latinoamérica no esté acostumbrada a realizar pagos con el móvil todavía -sin embargo es una tendencia cada vez mayor en EEUU-, pero a día de hoy, hay muchos servicios que permiten pagar en tiendas (grandes y pequeñas) simplemente confirmando nuestra identidad en el móvil con la huella dactilar y acercando el móvil a un TPV: sin molestas monedas, billetes y carteras. Es el futuro de la economía: el pago con el terminal, lo cual sin duda llevará el comercio electrónico a cada aspecto de nuestra vida.

Pues bien, en uno de los movimientos más importantes por parte de Google este año, el sistema será aún más sencillo ya que como anunció Google a mediados de abril, han realizado una importante alianza con Paypal; recordemos,siendo la principal plataforma de pagos electrónicos en el mundo, con una cuota de mercado del 75%, dificilmente ninguno de nosotros la desconoce y la hemos utilizado más de una vez.

Por otro lado, el servicio de Android Pay no es tan nuevo: se trata de la plataforma creada por Google, que además de permitir gestionar nuestras tarjetas bancarias para pagar en la web, permite valerse del NFC del móvil, para comunicarse con un TPV, y asociando una tarjeta de crédito o débito, realizar la transacción de compra de cualquier producto. Actualmente contadas son las tiendas que permiten pagar con este servicio, en España no hay ninguna que lo permita aún (si habiendo de Apple Pay, por ejemplo, y únicamente funcionando con el banco Santander).

Implicaciones de esta unión

Lo más beneficioso, naturalmente, será el hecho que se solucione la limitación de los bancos que trabajan con Android Pay: por ejemplo, en EEUU, hay una lista de los bancos que soportan estos pagos, aunque en aquel país hay muchísimos más bancos. Por tanto, el hecho que PayPal sea utilizado para obtener los fondos, implica que se puede pagar con cualquier banco, de cualquier país, simplemente enlazando nuestra cuenta de PayPal a una cuenta bancaria o tarjeta de crédito/débito de ese banco, y se tendrían las ventajas de PayPal: mayor seguridad, gestión de las tarjetas, verificación de identidad y balances de gastos personalizados.

En definitiva, es una unión que busca poner a Google como referente en los pagos con el móvil, recordando que Android es el sistema operativo más utilizado del mundo, con lo cual, cuando este servicio llegue a todo el mundo (de momento, solo a EEUU). Probablemente, en lo que queda del año llegue a Europa y a partir del año siguiente, al resto del continente americano. Pero, mientras las tiendas y restaurantes no se modernicen, de poco servirá este avance, aunque sin duda es un gran paso adelante.

Via | Voltaico