El universo de Android se encuentra de enhorabuena: según publica la web StatCounter -la prestigiosa herramienta de análisis de tráfico Web-, el sistema operativo de Google es el más utlizado para acceder a internet en el mundo, y por primera vez, sobrepasa al sistema de toda la vida, Windows.

Lo más llamativo de esta situación es el hecho que Android esté presente sobre todo en dispositivos móviles, acaparando el 88% de la cuota de mercado en este sector.

Sin duda alguna, el éxito de Android radica en su presencia en fabricantes de toda marca y nacionalidad, logrando que el sistema operativo de Mountain View llegue a cada vez más personas en todo el mundo, desde los dispositivos más innovadores hasta los más básicos y sencillos.

Todo indica que Android ha sido un éxito desde el punto de vista comercial (para Google, recordando que su beneficio económico proveniente de Android viene del uso de los Servicios de Google Play y la venta de publicidad, y NO del uso del sistema operativo en sí), así como proyecto tecnológico que sigue incesantemente implantándose en nuestro entorno

Números y razones para entender el crecimiento de Android

No se entiende, por tanto, un éxito tan marcado sin hablar de cifras globales, como las siguientes: el 37,93% de cuota de utilización de sistemas operativos para acceso a Internet, 14.000 millones de usuarios, el 88% de cuota de mercado de sistemas operativos móviles, 1,5 millones de activaciones diarias de dispositivos Android.

Ya son más de 400 fabricantes y 4.000 modelos que lo integran, además de 500 operadoras móviles que ofrecen dispositivos Android, 12 fabricantes de smartwatches con este SO y más de 100 modelos de coche que integran Android Auto.

Números sorprendentes, para un sistema operativo joven y que hasta hace apenas 5 años no alcanzaba el 2,4% de la cuota en cuestión, y no ha hecho más que crecer, como se muestra en el siguiente gráfico.

La duda que surge entonces es, ¿a qué se debe este éxito? Podríamos tener en cuenta factores como:

· El hecho que sea un sistema operativo de código abierto, donde cualquiera puede añadir y quitar cosas para mejorarlo.

· La ubicuidad: el SO tiene adaptaciones no solo en dispositivos móviles, sino con miras al IoT (el Internet de las Cosas), como ya podemos ver en Android Wear y Android Auto, en el que Google busca introducir su SO en cada aspecto de la vida cotidiana.

· El crecimiento del mercado de telefonía móvil en países en desarrollo, que hace que el consumo de Internet cada vez sea mayor, necesitando de dispositivos de bajo coste, que vienen integrados en su mayoría con Android.

· Una campaña de marketing agresiva: tanto Google como sus adeptos se han encargado de difundir el SO y sus bondades, donde se puede ver como cientos de revistas electrónicas se dedican exclusivamente a tratar noticias de Android.

El fin del reinado de Windows y los SO de escritorio

El hecho que desde los inicios de la computación comercial, en la década de los 80, Windows ha sido el rey, no escapa a nadie. El que por primera vez en la historia sea superado, solo indica la tendencia de futuro: los sistemas operativos móviles van a ser los reinantes, el consumo de Internet dejará de ser sentado frente a una pantalla en un escritorio, para ser llevado a la calle y a nuestros objetos cotidianos.

En palabras de Aodhan Cullen, CEO de StatCounter: “se trata de un hito en la historia de la tecnología y el final de una era. Marca el fin del liderazgo de Microsoft en el mundo del mercado de sistemas operativos, que ha mantenido desde la década de los 80″.

Por tanto, en el futuro no deberá sorprendernos encontrar más aplicaciones tecnológicas que implementen este sistema operativo, con la consiguiente universalización en el uso de plataformas tecnológicas, logrando, con ello, reducir la brecha tecnológica y acercando la tecnología a los menos favorecidos.

Vía | Genbeta